NI EL TIRO DEL FINAL

Mladen ante una decisión difícil Hay personas que pueden sobrellevar la carga más pesada sin la menor animosidad y otros, a quienes el peso de sus determinaciones les impide avanzar en línea recta. No es que el primero sea superior al otro, simplemente, aprendió que para ser feliz hay que saber olvidar. Parte de este experiencia se despliega en Klopka, un filme de origen Serbio.

La historia pone sobre el tablero la siguiente pieza metafísica ¿somos capaces de asesinar? Y para resolver este acertijo elige al hombre más bondadoso del universo y lo enfrenta a una situación irreversible. Este individuo deberá decidir qué es más importante para su bienestar, hacer aquello que le dicta la conciencia o seguir los impulsos de su corazón.

El director Srdjan Golubovic, que no desconoce la belleza de la melancolía y la desesperación de los planos cerrados, va guiando al espectador por un callejón de interrogantes filosóficos y dudas existenciales. Algunas, serán resueltas con despojada sinceridad, otras, permanecerán vacantes para que cualquiera pueda tomarlas y resolver estas adivinanzas en el asiento de su memoria.

De qué va. Mladen, su esposa Marija y su hijo Nemanja conforman una familia pobre pero dichosa. El trabaja en la construcción, ella es maestra en un colegio y con eso les alcanza para seguir adelante. Pero la vida les tendrá reservada una ingrata sorpresa y cada uno, la enfrentará a su manera.

Al hueso. Klopka (aka The Trap) puede ser visto como un policial negro Dos familias, la de Mladen y la bella Jelenaambientado en la Serbia post Milosevic. Y, aunque en Belgrado no existen muros físicos que separen a la población, la diferencia entre ricos y pobres, define el panorama político de aquella región. De un lado, las personas honestas, que no tuvieron la oportunidad o la ferocidad necesaria para soñar con la riqueza. Y en la zona residencial, la dirigencia corrupta que sólo piensa en el poder y en no descuidar sus espaldas, porque alguien más codicioso puede estar tras sus logros.


El filme plantea con inteligencia que en la Serbia actual, una clase no puede existir sin la otra. Porque constantemente, estas dos realidades antagónicas se cruzan. Lo que da como resultado la violencia, pero también la generosidad y el orgullo. Como en un juego de dados, en algunos pasajes Klopka se demora varios turnos para hacer su movida y en otros, saltea varios casilleros de golpe. Engañosamente calma como el mar al anochecer.

En definitiva. Con un inicio atrapante, un desarrollo pausado y un cierre de gran idealismo, sirven para coronar una historia bien contada, con diálogos ingeniosos y buenas actuaciones.
Score 6/10


TITULO: La trampa (The trap)
ORIGINAL: Klopka
ESTRENO:
ORIGEN: Serbia-Alemania-Hungría
AÑO: 2007
DURACION: 106
DIRECTOR: Srdjan Golubovic
REPARTO: Nebojsa Glogovac (Mladen), Natasa Ninkovic (Marija), Miki Manojlovic (Kosta Antic), Anica Dobra (Jelena), Bogdan Diklic (Dr. Lukic), Vojin Cetkovic (Vlada)
GUION: Melina Pota Koljevic, Srdjan Koljevic, Nenad Teofilovic
MUSICA: Mario Schneider
FOTOGRAFIA: Aleksandar Ilic


a categoría de película

Más comentarios





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras