OBJETO INALCANZABLE

La luna, aquel cuerpo radial armado de cuatro rostros, que disparó la imaginación de poetas y astrónomos, sigue velando su intimidad a la órbita de los hombres. En un intento más por transgredir su silencio atmosférico, una nueva exploración terrestre intentará dejar su huella en la superficie de aquel planeta. Pero la expedición, en lugar de plantar una bandera se propone multiplicar nombres.

Lo dicho no corresponde a un capítulo inédito del escritor Kim Stanley Robinson, sino a un hecho científico. Todas aquellas personas que por motivos personales no pudieron viajar hasta el citado astro, al menos podrán enviar su nombre para que rebote eternamente en la galaxia. Según reza el comunicado de la NASA, hasta el 2 de junio los interesados tendrán tiempo para sumar sus datos en el sitio “Send Your Name to the Moon”. El objetivo es quedar registrado en un microchip, el cual será colocado a bordo de la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter). El vehículo espacial será lanzado a finales de este año, y estará dedicado a investigar la superficie y su entorno, para preparando la llegada de los astronautas.
Todos aquellos suscriptores, recibirán un certificado de agradecimiento por participar del proyecto. A la carga Barracas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras