EL IMPIO

El protagonista no tiene nombre ni identidadA mitad de camino entre el cine experimental y la apropiación estética del expresionismo alemán, Eden Log se presenta como un ejercicio fotográfico que cruza terror con ciencia ficción en planos detalles y semi close up shot (semiprimer plano). Esta producción independiente de origen francés, puede espantar a los espectadores tradicionales que pretendan una explicación lógica de cada determinación del protagonista, ya que ninguno de los sucesos del entorno parece estar abrochados a una hoja de guión, ni tampoco los objetivos hacia los que fluye la trama.

una de las bestias que pululan por Eden LogSi bien Franck Vestiel, su director, atesora poca experiencia como administrador de un set de filmación, participó en varios proyectos como asistente principal de dirección. En su mayoría, fueron películas de terror de bajo presupuesto, como el caso de la brillante Ils (2006) o la no menos críptica Dante 01 (2008). La forma en que Vestiel concibe el cine está muy relacionada con los títulos citados. Todo es encierro, agotamiento visual y un terror más sugerido que explícito. Un detalle que lo convierte en un director muy personal, no apto para el universo del pochoclo.

De qué va. Una criatura semi humana se encuentra en una gruta subterránea sin saber adonde está, quien es él o como llegó hasta aquel pozo. Su objetivo será recobrar la memoria y descubrir quiénes son sus verdaderos enemigos.

Al hueso. En un acto de absoluta soberbia, Eden Long renuncia a los 15 primeros minutos de filmación en post de una pauta artística de dudosa valía. Así, en lugar Un misterioso encapuchado especialista en botánicade buscar la complacencia del espectador aprovecha este período de gran inestabilidad para mostrar como un superviviente intenta salir de un pozo. Lo llamativo es que todo ocurre a ciegas y el único indicio que no se trata de un desperfecto técnico son los quejidos de la víctima mezclados con algunos recortes de iluminación. En los siguientes 10 minutos no hay diálogos ni personajes secundarios, pero se hace la luz, lo que no es poca cosa. Vale aclarar que aquellos que soportaron sin chistar este correctivo gráfico, serán recompensados con una historia intrincada, que ofrece la mirada de un gran creador de climas de suspenso. Y acaso lo más destacable, con una galería de personajes por demás bizarros, dotados de un gran atractivo visual.

Si hay algo que asombra y motoriza la curiosidad son los colores que se usaron para el rodajeUna película que se proyecta sobre el rostro de un muerto produce un curioso efecto. Como un grabado en aguafuerte de
Alberto Durero, en la mayoría de los pasajes se utilizó un blanco y negro anochecido, ideal para reflejar terror y soledad. En otros, las imágenes adquieren una tonalidad azulada, que se amalgama con un blanco metalizado y en unos pocos cuadros, logra una fusión de matices enérgicos, donde sobresale el bermellón y el ocre. Todo esto combinado con un montaje de gran calidad técnica, que permite situar la historia en un mundo subyacente a la realidad.

En definitiva. Sólo para aquellos que estén dispuestos a ver algo diferente, con un comienzo pausado, un desarrollo magnífico y un final demasiado abierto a la interpretación. Pero cuyo mayor valor es distanciarse de los estándars de la industria.
Score 6/10
Un afiche muy interesante de Eden Log
TITULO: Eden Log
ESTRENO: Sin Fecha para la Argentina
ORIGEN: Francia
AÑO: 2007
DURACION: 98 minutos
DIRECTOR: Franck Vestiel
REPARTO: Clovis Cornillac, Vimala Pons, Zohar Wexler, Sifan Shao, Arben Bajraktaraj, Toni Amoni, Antonin Bastian, Joachim Staaf, Benjamin Baroche
GUION: Pierre Bordage, Franck Vestiel
MUSICA: Alex Cortés, Willie Cortés
FOTOGRAFIA: Thierry Pouget
SITIO OFICIAL

1 comentario:

Anónimo dijo...

esta pelicula es un moplo total, tenes muy buena imaginacion para sacar algo bueno de este bofe, jugate y deci las cosas como son.. Ni la vean..
Max

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras