MARCHA HIPNOTICA

El rock psicodélico nació a mediados de los años 60 en una época de grandes cambios espirituales y sociales. El término es un neologismo que derivada del griego y significa “manifestación del alma”. Su fuente de inspiración eran las drogas lisérgicas y su imagen sensorial una paleta de colores resplandecientes. Es una música con base instrumental, de composición caótica, con letras esotéricas, efectos electrónicos y largas sesiones de improvisación. Muchas de las bandas pioneras fueron influenciadas por una gran variedad de géneros como folk, jazz y blues. El momento de mayor auge se da con el surgimiento del hippismo, y la consagración definitiva la encuentra en el Festival de Woodstock. Más tarde, el estilo muta al rock progresivo y posteriormente al sinfónico. A modo de homenaje, una colección de póster que reflejan los matices de aquellas primaveras oníricas.

Entre los precursores de esta tendencia se encuentran los grupos británicos The Soft Machine y The Beatles. Estos últimos, con el lanzamiento de Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (1967) y Magical Mystery Tour (1967), dan el puntapié inicial para esta corriente hipnótica.



Dentro de la vertiente más pura de la psicodelia norteamericana aparecen bandas como The Door, Jimy Hendrix, Janis Joplin y Jefferson And The Airplane. Ya en terreno del rock sinfónico podemos encontrar la variante introspectiva (King Crimson), la experimentación lisérgica (Pink Floyd), la furia descontrolada (Grateful Dead), el expresionismo bucólico (Genesis) y el virtuosismo sonoro (Jethro Tull).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras