SIN VERGUENZA

El temor al ridículo es una de las sensaciones más frustrantes que deben afrontar los seres humanos. Para muchos el oprobio no está en la mirada de los otros sino en la inquisición de los propios pensamientos. Es así que en algunas culturas, como en el caso de la asiática, un acto degradante sólo se redime con la muerte. El único consuelo para desfachatados es que nadie está exento de padecerlo. A continuación, seis fotos de figuras públicas en actitudes vergonzosas. En algunas situaciones se los ve desafiando al grotesco y en otras, intentando escapar del bochorno. Preparados, listo, fuera.

1. Joven promesa. Quien puede negar que el actual gobernador de California, el fortificado Arnold Schwarzenegger, es un político de pura cepa. Sin ir más lejos, en la imagen se lo muestra procurando captar la simpatía de la tercera edad con sus grasosos bíceps. Vaya a saber qué le estará prometiendo a esas abuelitas.

2. El caballero inglés. Aunque muchos no quieran darse por aludidos, esa figura lanosa parada en actitud desafiante, no es una imitación del popular cuento europeo “El gato con botas”. Se trata del galán escocés Sir Thomas Sean Connery, considerado el mejor James Bond de todos los tiempos. Evitemos más comentarios.

3. La atleta secreta. La vida no debe ser simple para la diosa del pop. Entre fanáticos que le piden autógrafos y paparazzis que le roban fotos, no se puede salir a la calle sin un buen camuflaje. Ahora, vieron los brazos de doña Louise Veronica Ciccone. Alguien debería decirle que afloje un poco el entrenamiento de marine.

4. El guitarrero. Se sabe que al bueno de George W. Bush le gusta la música y también, que la población de color negra que habita en las proximidades del río Mississippi no es gente de su preferencia. Antes de firmar un cheque para los que perdieron todo el hombre es capaz de cualquier cosa. Y después nos reíamos de Carlos.

5. Una familia muy normal. Un clásico infaltable de las revistas de chimento es la sección péguele a Britney Spears. La chica que conoció la fama desde jovencita, jamás pudo manejar con sensatez el tema de su intimidad. Con una bebida en la derecha y un vasito del nene en la otra, la cantante procura poner un poco de orden a su familia. ¿Lo logrará?
6. Escape en familia. Lo llamativo de esta fotografía en donde Tom Cruise, junto a su esposa Kate Holmes, salen de un modesto restaurante como si intentaran evadirse de algo. Las gafas oscuras en plena noche y cierta mirada cibernética serían pistas inequívocas de que el galán está ensayando para el papel más dificultoso de su carrera: Terminator Cruise. Coming Soon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras