MENOS CINCO

Cinco películas de acción que bien pueden ir a parar directo al video. No es que sean completamente malas, lo peor del caso es que tienen resto como para aspirar a algo más, pero cuando deben meter el cambio de marcha, se quedan atoradas en la pausa y ya no consiguen arrancar. Algunas están en cartel y otras se estrenan en las próximas semanas. Si quiere aceptar un consejo y ahorrar unos billetes, no deje de leer estas líneas que siguen a continuación.

Clic para ver másMAX PAYNE
De: John Moore. Con: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Beau Bridges, Ludacris, Chris O'Donnell, Donal Logue, Amaury Nolasco, Nelly Furtado, Olga Kurylenko. Año: 2008. Duración: 100 minutos. Estreno en Argentina: 20 de noviembre de 2008.

La adaptación del clásico videojuego en tercera persona es casi perfecta. Los detalles fueron recreados con gran respeto y una inmensa voluntad artística que no descuida los planos ni los efectos. Incluso la caracterización de Mark Wahlberg como el agente Max Payne es por demás convincente. El problema es que se trata de una película de tiros, no de una obra conceptual sobre la doble moral disciplinaria. Demasiada abstracción para algo que debería ser más visceral y menos conversado. Qué mala puntería.

Clic para ver másQUEMESE DESPUES DE LEERSE
(Burn after reading)
De: Ethan y Joel Cohen. Con: George Clooney, Frances McDormand, Brad Pitt, Tilda Swinton, John Malkovich, Richard Jenkins. Año: 2008. Duración: 95 minutos. Estreno en Argentina: 23 de octubre de 2008.

Con un elenco de lujo y la particular mirada de sus directores, pintaba para ser el filme del año. A los diez minutos de rodaje uno descubre la estafa. Porque la historia no va para ningún lado, no es tan divertida como le prometieron (o se creyó) y tampoco va a correr sangre como se imaginó (o le prometieron). Lo dicho, no es un pastiche imposible de digerir, se puede ver sin mover gestos. Las caracterizaciones de los protagonistas son realmente buenas. Se destaca Brad Pitt como el típico novato de gimnasio. Punto y aparte.

Clic para ver másPELIGRO EN BANGKOK
(Bangkok Dangerous)
De: Oxide Pang Chun y Danny Pang. Con: Nicolas Cage, Shahkrit Yamnarm, Charlie Yeung. Año: 2008. Duración: 99 minutos. Estreno en Argentina: 4 de diciembre.

Si después de las vergonzosas actuaciones de Nicolas Cage (en realidad, estoy tratando de hallar una que justifique su rótulo de actor) alguien pensó en darle otra chance al sobrino de Francis Ford Coppola, mejor elija otro título del cartel. Para quien dude, basta con mirar la peluca que le montaron a Cage: debe ser el único caso del pelado con pelos. Por otro lado, los hermanos Pang volvieron a demostrar que el acierto en The Eye (2002) fue pura casualidad. Impresentable.

Clic para ver másTRAIDOR (Traitor)
De: Jeffrey Nachmanoff. Con: Don Cheadle, Guy Pearce, Said Taghmaoui, Neal McDonough, Alyy Khan. Año: 2008. Duración: 114 minutos. Estreno en Argentina: 29 de enero de 2009.

Para aquel que no vio Los infiltrados (2006) de Martin Scorsese, este filme le puede resultar agradable, hasta entretenido. Para el que conoce el argumento, no puede dejar de sentirse estafado con lo que se muestra. La trama es previsible y carece de intriga, todo es lento y perezoso. Como para disimular el plagio, el protagonista es negro y los hechos se desarrollan en el medio oriente. Sólo para aquellos que siguen las nominadas al Oscar. Bochorno total.

Clic para ver másHELLBOY: EL EJERCITO DORADO
(Hellboy II: The Golden Army)
De: Guillermo Del Toro. Con: Ron Perlman, Selma Blair, Luke Goss, Thomas Kretschmann, Doug Jones, Luke Goss, Anna Walton, Roy Dotrice, John Hurt. Año: 2008. Duración: 118 minutos. Estreno en Argentina: 9 de octubre.

Quien puede dudar que Guillermo Del Toro es el director más ingenioso de la actualidad, rótulo que alguna vez supo llevar Tim Burton. Con todos los elogios de su lado decidió retomar la aventura del demonio colorado. Hay que decir que todo lo que esta segunda parte gana en irreverencia, lo desperdicia en previsibilidad. Salen algunas criaturas extraordinarios que le aportan color a una trama blandita, que no consigue disfrazar con efectos la falta de intensidad en el relato. Al infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras