ZOOLOGIA FANTASTICA

El bestiario «o bestiarum vocabulum» es un catálogo en donde se reseñan criaturas de orden ilusorio o real. Estos volúmenes acompañados por majestuosas ilustraciones, tuvieron su auge en la Edad Media y sobrevivieron hasta nuestros días. Aunque estas enciclopedias zoológicas eran obra de naturalistas, exploradores y aventureros de la época, nunca fueron concebidas como textos científicos, por lo que no debía darse crédito a lo que allí se apuntaba. Algunas de estas aberraciones fueron incluidas por Jorge Luis Borges en El libro de los seres imaginarios, escrito junto con Margarita Guerrero. Parte de esta fauna quimérica es empleada por el cine, la literatura fantástica y los videojuegos. A continuación, una selección de bestias que habitan en la imaginación de los hombres.

El GolemSiguiendo los dictados de la cábala, un rabino construyó un ser artificial al que nominó Golem, para que tañera las campanas de la sinagoga y se dedicara a los quehaceres diurnos. Su existencia se apagaba durante las noches, por obra de una inscripción mágica que el mentor retiraba de sus dientes y que atraía las fuerzas siderales del universo. Una tarde, antes de la oración de la noche, el rabino se olvidó de remover el sello con la palabra Emet y la criatura enloquecida, corrió por las callejas oscuras y destrozó todo aquello que tuviera enfrente. Hasta que el religioso logró detenerlo y rompió la palabra que lo animaba. Aquel organismo se desplomó en el acto y los despojos de barro aún se muestra en la sinagoga de Praga. La figura del golem pertenece al folclore judío. El nombre parece derivar del término gelem, que significa «materia en bruto».

Alien, cuya denominación científica es AlienLinguafoeda acheronsis «lengua mortífera de Archeron» es un espécimen que habita en colonias como los insectos himenópteros. Su dieta se basa en carne y para reducir a sus presas, además de una gran destreza y la capacidad de adherirse a cualquier superficie, utiliza su cola como arpón. Posee un particular ciclo de reproducción. Es una creación del diseñador industrial suizo H.R. Giger. Basándose en sus paisajes biomecánicos, desarrolló junto al guionista Dan O’Bannon la criatura xenoforme y algunos escenarios del filme Alien, el octavo pasajero (1979) de Ridley Scott.

El Behemot o BahamuthEl Behemot «también llamado Bahamuth» aparece mencionado en la Biblia, en el Libro de Job (40,15-24) junto al Leviatán, otro monstruo. Según explica Borges, “llegó a los desiertos de Arabia, donde los hombres alteraron y magnificaron su imagen. De hipopótamo o elefante lo hicieron pez que se mantiene sobre un agua sin fondo y sobre el pez imaginaron un toro y sobre el toro una montaña hecha de rubí y sobre la montaña un ángel y sobre el ángel seis infiernos y sobre los infiernos la tierra y sobre la tierra siete cielos”.

Al basilisco se lo considerado una serpiente con cuernos en la cabeza en forma de corona. El BasiliscoDe hecho, su nombre significa «pequeño rey». Su lugar de pertenencia es el desierto y su fuente de poder está en la mirada. Según Plinio, un vistazo del basilisco alcanza para romper piedras y quemar el pasto. A sus pies caen rendidas las aves y se pudren los frutos de los árboles; cuando su lengua toca el agua de cualquier río queda contaminado por décadas. Hay varios métodos para combatirlo. Uno de los más efectivos es el olor de la comadreja. El espejo es otra de las armas, ya que el reflejo de su propia imagen lo desintegra.

GarudaGaruda es una figura mitológica de la antigua India. La leyenda indica que nació de un huevo depositado quinientos años atrás y al romper la cáscara, su cuerpo se expandió hasta tocar el cielo, las montañas se alejaron con el viento producido por el aleteo de sus alas y los rayos que brotaban de su cuerpo incendiaron las cuatro esquinas del mundo.
Vishnu, segundo dios de la Trinidad que preside el panteón brahmánico, suele cabalgar en la serpiente que llena el mar, o en el ave garuda. A Vishnu lo representan azul y provisto de cuatro brazos que sostienen la clava, el caracol, el disco y el loto; a garuda, con alas, rostro y garras de águila y tronco y piernas de hombre.

El hipogrifo nace de la cruza entre una yegua y un grifo macho, lo que desemboca en una criatura mitad águila con una parte de león. El HipogrifoSu cabeza, alas, pecho y patas delanteras corresponden al ave rapaz y el resto del cuerpo al caballo. Se alimenta de insectos, gorriones y pequeños roedores. Construye su nido sobre montículos de tierra, donde plantan un solo huevo que se desgaja veinticuatro horas más tarde. Se los puede domesticar para utilizar como montura. Cuando uno se aproxima a esta bestia, hay que mirarlo fijamente a los ojos, sin apartar la mirada un instante. Una reverencia indicará las buenas intenciones. Si el hipogrifo devuelve el saludo, es señal de que no hay peligro.

Los NagasLos Nagas son originarios de la mitología hindú. Se trata de espíritus míticos del agua que ocasionalmente se dejan ver sobre la tierra. Se los representa con cuerpo de serpiente y torso o cabeza humana. Son seres de sangre fría, con piel escamada, ojos luminiscentes y pueden medir de tres a seis metros. En algunas circunstancias suelen adoptar formar humanas; son poseedores de una belleza y una inteligencia sin igual. Aunque no son agresivos, para defenderse pueden recurrir a la magia o bien a una mordedura tóxica. Habitan en climas cálidos y pantanosos, construyen sus viviendas en pozos cerca de templos abandonados o ruinas hieráticas.

5 comentarios:

Hernán dijo...

Hablando de bestiariums, recomiendo especialmente una página web del todo interesante:

Bestiarium Vocabulum

Saludos!

Anónimo dijo...

no s eporque me llama mucho la atencion esto d elos bestiarios son geniales, yo tengo el bestiario de harry potter de jk rowling o como se escriba :D

Anónimo dijo...

sin lugar a dudas las vestias son un buen motivo para dibagar e imaginar, y sirven mucho para escribir historias, gracias por las ideas.

Jakeukalane dijo...

Y yo les recomiendo <a href="http://tuscriaturas.blogia.com>El Bestairio del Hypogripho Dorado</a>

Jakeukalane dijo...

Y yo les recomiendo El Bestairio del Hypogripho Dorado

Publicar un comentario

Donde mueren las palabras