PURO GRITO

Joaquin Phoenix discute con Jennifer Connelly Con muy pocas horas de rodaje encima, Terry George demuestra que es un tipo juicioso. Alguien a quien se le puede confiar un proyecto como Reservation Road (2007), que no la va a arruinar con planos retorcidos, colores saturados o una edición que pone el principio al final y suelta el desenlace por el medio. En pocas palabras, una marioneta a tracción de sangre que habla y mueve la cabeza para decir siempre que sí.

Cuando a un cineasta le entregan una cajita con cuatro actores convincentes y un guión que ofrece pocas escapatorias, tiene un excelente material para demostrar su ingenio. Porque convengamos que si todo hubiera sido perfecto, no necesitaban al manso de George para este trabajo. Se escogía a un director como Darren Aronofsky o David Fincher que le aportaba un poco más de originalidad al rodaje. ¿Que hizo este señor entonces? Ante la perspectiva de un fracaso, algo que hubiera repercutido perjudicialmente en su carrera, optó por no asumir riesgos, filmar el guión en forma lineal y aprovechar apenas un 10 por ciento de esa cajita de emociones que le entregaron.

Como todo principiante que busca ser respetado, Terry guarda una tarjeta de presentación que reza Hotel Rwanda (2004). Esta identificación le sirvió para destrabar el portón principal pero para los siguientes ingresos necesita obtener nuevos pases. Y la forma de ganarlos es filmar capítulos de series que nadie sigue o unitarios perdidos, que no cotizan como referencia pero suman puntos para obtener el siguiente visado. Ese que ganó para filmar Reservation Road y que ahora le permitirá seguir ascendiendo por los peldaños de la mediocridad.

De qué va. El profesor universitario Ethan Learner y su familia detienen el auto en una estación de servicio ubicada en Reservation Road. Su esposa y la niña van al baño mientras él compra un lubricante. En ese momento su hijo se encamina a la ruta para soltar unas luciérnagas y el coche del abogado Dwight Arno lo atropella sin querer y huye.

Al hueso. Cuando el dolor es el nudo principal de la trama, se pueden elegir varias formas de transmitirlo.Joaquin Phoenix le habla a Mark Ruffalo Con gestos, susurros, miradas, la imperceptible alteración del carácter, o simplemente, el desconsuelo. Si alguien necesita recurrir a todos estos elementos para decir algo que se resume en pocas palabras, es que tiene un severo problema de comunicación. Mucho peor si el medio es el cine, donde la imagen ayuda a enfatizar el dramatismo. La conclusión más vertical es que el director quiere que su mensaje quede claro y si para fijar esta idea debe ser redundante y abusar de los golpes bajos, todo será válido.

En una película en donde no hace falta aclarar nada, porque no tiene segundas miradas ni juega con la interpretación, todo necesita ser dicho dos veces. Y esto pone en un papel ridículo a los actores. El saleroso de Mark Ruffalo quiere mostrar su padecimiento, pero los años de comedia romántica le hacen contrapeso y todos los parlamentos le salen con medio brote de sonrisa. Por el contrario, Joaquin Phoenix está tan pasado de rosca que es difícil encontrar una escena en la que no esté soltando lágrimas o gritos. Las únicas que escapan al naufragio son las chicas. Simplemente porque Mira Sorvino y Jennifer Connelly se muestras en contadas ocasiones.

En definitiva. Una filme que subestima a su público y pretende simplificar el sufrimiento en una lágrima o la bronca en un puñetazo.
Score 4/10

TITULO: Reservatio road
ESTRENO: para abril, sin fecha
ORIGEN: USA
AÑO: 2007
DURACION: 102 minutos
DIRECTOR: Terry George
REPARTO: Joaquin Phoenix (Ethan Learner), Mark Ruffalo (Dwight Arno), Jennifer Connelly (Grace Learner), Mira Sorvino (Ruth Wheldon), Elle Fanning (Emma Learner), Eddie Alderson (Lucas Arno), Sean Curley (Josh Learner).
GUION: John Burnham Schwartz y Terry George; basado en la novela de John Burnham Schwartz
MUSICA: Mark Isham
FOTOGRAFIA: John Lindley
MONTAJE: Naomi Geraghty

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no estoy para nada de acuerdo con su articulo, primero que todo Terry george, no camina por ningun peldaño de mediocridad, digno comentario mas de una critica personal a una critica especializada, el Sr george tiene 3 nominaciones al oscar al mejor guion y obviamente no entendio la esencia de RRoad que no es otra que la incapacidad de los norteamericanos de asumir la perdida sin llegar necesariamente al caos.
no saben como lidiar con fenomenos como 11-s o New Orleans y esa incapacidad de devolverse los lleva necesariamente a invalidar en muchos casos sus propias libertades, esto le ocurre a esta familia cuando muere su hijo, se sienten incapacitados de seguir adelante, y su propio caos destruye
todo lo que hay alrededor.
que pena que tu comentario sea mas personal que critico, me imagino por esto que nadie se ha tomado ni el trabajo de responderte.

Marcel Celmar dijo...

A mi entender no existe una "crítica especializada". El comentarista puede ensayar la imparcialidad o ser completamente subjetivo, pero no hay un canon unificado que funciones de mediador entre el público y los realizadores.

Anónimo dijo...

Pienso que este film contiene mensajes interesantes sobre la precaución , el divorcio, y los muchos males de la vida moderna, a mi juicio Joaquin Phoenix estuvo excelente, de hecho esta nominado a los Oscar, espero corra mejor suerte que su fallecido hermano, el inolvidable River Phoenix.

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras