ENTRE SOSPECHAS

los protagonistas encuentran el primer cadáverEl género policial inglés se presenta bajo la forma de un enigma que busca desafiar la imaginación y la capacidad deductiva del lector. El inspector, privilegia el uso de la razón por sobre la fuerza y se apoya en sus cálculos para resolver el acertijo. Basándose en esta premisa literaria, el director Alex de la Iglesia rodó Los crímenes de Oxford, adaptación de la novela homónima del matemático y escritor argentino Guillermo Martínez.

Y si de entrada la película golpea con dinamismo e intriga, los personajes son los suficientemente convincentes para despertar la curiosidad del espectador y los efectos de cámara entregan un detallado panorama de cada ambiente, llega un punto en donde el globo de la tensión se desinfla y el argumento se vuelve demasiado sesudo. Pero esto es casi inevitable.

De algún modo, la visión hollywoodense del cine y la concepción del policial inglés no son del todo compatibles entre sí. Donde la primera dice acción la otra responde sigilo, cuando una exige argumentos planos la otra entrega un laberinto de ideas y mientras una divierte con balas la otra lo hace con reflexiones. Quizás se pensó que de la Iglesia era el vínculo perfecto entre una y otra perspectiva, pero apenas logro pincelar ese tinte macabro que constituye su sello. Lo cual no se traduce en un fracaso, pero tampoco es lo que se esperaba.

De qué va. Un estudiante norteamericano y un prestigio catedrático serán los encargados de ir develando una serie de asesinatos que se cometen en la ciudad de Oxford y cuyo punto de conexión es la lógica.
Alex de la Iglesia, Elijah Wood, Leonor Watling, Julie Cox y John Hurt
Al hueso. A mitad de recorrido entre la tibieza de The Da Vinci Code (2006) y la solemnidad de Gosford Park (2001), se posiciona Los crímenes de Oxford. Una historia que se apoya en la actuación del experimentado John Hurt para componer un retrato verosímil de un prestigioso académico devenido en investigador.

El método para que los espectadores se sumen a la trama no da resultados en esta oportunidad, porque la mayoría de las pistas que conducen a la resolución son falsas y la única forma de develar el crimen es adivinando. Algo que no requiere atención pero sí mucha suerte. En algunos tramos, uno llega a perderse entre los callejones de la mente y en otros, se da cuenta que siempre se llega al punto de partida.

En definitiva: una historia bien narrada, con sólidas actuaciones y bastante entretenida. Aunque sin grandes sorpresas en lo argumental.
Score 6/10


TITULO: Los crímenes de Oxford Afiche de Los crímes de Oxford
ORIGINAL: The Oxford Murders
ESTRENO: 8 de mayo del 2008 (En Argentina)
ORIGEN: España, Reino Unido y Francia
AÑO: 2008
DURACION: 110 minutos
DIRECTOR: Alex de la Iglesia
REPARTO: Elijah Wood (Martin), John Hurt (Arthur Seldom), Leonor Watling (Lorna), Julie Cox (Beth), Anna Massey (Sra. Eagleton), Alex Cox (Kalman), Dominique Pinon (Frank), Jim Carter (inspector Petersen)
GUION: Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría; basado en la novela de Guillermo Martínez
MUSICA: Roque Baños
FOTOGRAFIA: Kiko de la Rica
SITIO OFICIAL



2 comentarios:

Anónimo dijo...

en primer lugar nada de libro "homonimo" porque el titulo de la novela es "crimenes impercenptibles" que tuve la desgracia de leer. por suerte la pelicula no me defraudo, es una bosta a su imagen y semejanza. 6 puntos? eto no pue sel.

Anónimo dijo...

che, me suncribin

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras