TE QUEMA EL COCO

Hunter S. ThompsonSelf Portrait, In White Whale, Las Vegas, circa 1970s


A Hunter Stockton Thompson jamás se le metió por el coco que pasaría a la historia como el creador del periodismo “gonzo”. Se lo recuerda como un tipo talentoso, pero también como alguien ventajero, borrachín y camorrero. Su toque de iluminación lo recibió en la revista "Rolling Stone" donde trabajó entre 1969 y 1974. Y aunque prefería ser nombrado con el honorífico titulo de "Doctor", no tenía un doctorado ni era médico.

Una nota sobre la campaña presidencial de 1972 fue el disparador de su novela "Miedo y asco en Las Vegas", que fue llevada al cine por Terry William, con la participación de Benicio del Toro y Johnny Depp. En sus páginas, el eterno periodista, álter ego del autor en todas sus novelas, escoltado en esta ocasión por un abogado, se lanza con su Chevrolet descapotable a la conquista de Las Vegas.

Considerado por muchos como el fundador del periodismo beatnik, fue testigo presencial de la politización del rock (cubrió las marchas contra Vietnam y la campaña de Nixon del ’72) y se infiltró en la banda de motoqueros Hells Angels, experiencia que le sirvió para componer un libro llamado Angeles del infierno: la extraña y terrible saga de las bandas forajidas de motociclistas, en 1966. Cuando estos muchachos (que se encargaban de la seguridad en los conciertos de la época) se enteraron de la traición de Thompson le exigieron un dinero y como el pago siempre era menos a lo acordado, terminaron por mandarlo varias semanas a un hospital.

Su herramienta de trabajo consistía en una de las primeras máquinas de fax. Quienes lo conocieron dicen que la llevaba a todas partes y que era célebre por entregar sus artículos a última hora, casi ilegibles, a las oficinas de la revista ubicada en San Francisco, siempre demasiado tarde para editarlos y corregirlos, pero justo a tiempo para publicarlos.

El primer uso de la palabra “gonzo” para describir el trabajo de Thompson fue de su colega Bill Cardoso, quien lo conoció en un micro que los llevaba a cubrir el comienzo de las elecciones presidenciales estadounidenses en New Hampshire y calificó un texto de Thompson de “gonzo puro”. La anécdota sobre el origen del concepto es más glamorosa y data del año 1970, cuando Thompson escribió una crónica llamada El Derby de Kentucky es Decadente y Depravado para una pequeña revista deportiva. Y cuando su editor le solicitó la reseña, le entregó los apuntes que había tomado, sin corregirlas ni organizar la información. Lo curioso es que ese mismo desorden fue publicado y recibió la felicitación de su jefe.

Aunque en aquel entonces nadie registró el hecho, fue el primer artículo en donde Thompson utiliza las técnicas de los que posteriormente se convertiría en el Periodismo gonzo. Un estilo que plantea un acercamiento directo al objeto (la noticia), llegando hasta el punto de influir en ella, y haciendo del reportero una parte importante de la historia, como un actor más.

Lo desgraciado del caso es que la historia no tuvo un final feliz. En un comunicado de prensa Juan Thompson, hijo del fallecido autor, informó que "el 20 de febrero de 2005, el doctor Hunter S. Thompson terminó con su vida disparándose en la cabeza en su recinto fortificado en Woody Creek, Colorado. Hunter guardaba celosamente su intimidad y rogamos que sus amigos y admiradores respetan esa intimidad y la de su familia". Que así sea.


Más en
  • En Wikipedia

  • Página 12

  • Diario el Mundo

  • Thompson en IMDB

  • Galería de fotos

  • Organización Gonzo

  • Artículos y más links

  • No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    Donde mueren las palabras