TRISTE Y SOLITARIO

Antecedentes. Ganadora del Goya a la Mejor Película, La soledad es el típico producto de festivales montado sobre zuecos de plomo. Y es que a la trama le cuesta dar dos pasos seguidos, los segundos se vuelve minutos y cada plano es una penitencia a la ansiedad.
Con una estética sobria, casi entrando en un terreno minimalista, los diálogos son parcos, casi desganados y nunca llegan a comunicar nada. Con una estética digna del más anesteciado Alexander Sokurov, el directo optó por escapar a todo movimiento de cámara, la montó sobre un trípode y a sudar. Tampoco recurrió a ninguna banda sonora, el único compás de fondo lo entrega el paisaje urbano.

De qué va. Historias de mujeres solitarias. Adela es una joven separada que vive en un pueblo con su hijo de un año. Un día decide ir a probar suerte a Madrid y alquila un piso compartido. Antonia es una abuela que tiene un compañero de su edad y tres hijas mayores que la hacen el centro de sus vidas.

Al hueso. Como hay películas para ver, también hay otras para experimentar o para presumir. Este es un filme que intenta transmitir la soledad, pero en lugar de usar un lenguaje convencional, prefiere expresarse a través de la soledad misma, cuya pronunciación más directa es la incomunicación. Esto hace que el filme pierda ligereza y como en un eterno loop, termine por morderse la cola. En lo visual la mayor innovación es un sistema denominado polivisión, que consistente en fijar dos cámaras en dos puntos distintos de un mismo espacio escénico, para después proyectar ambas imágenes simultáneamente sobre la pantalla dividida en dos mitades. Claro que es bonito, pero a la tercera vez que se lo utiliza empieza a perder frescura y se vuelve monótono, repetitivo.

En definitiva. El que quiere divertirse, distraerse o cualquiera de las funciones básicas para las que está destinado el cine, no vaya. Los que quieran alardear o hablar de técnicas inexactas, tienen una gran oportunidad.
Score: 5/10

TITULO: La soledad
ORIGEN: España
AÑO: 2007
DURACION: 130 minutos
DIRECTOR: Jaime Rosales
REPARTO: Sonia Almarcha Petra Martinez, Miriam Correa Nuria Mencia, María Bazán, Jesús Cracio
GUION: Jaime Rosales. Enric Rufas
MÚSICA: No tiene
FOTOGRAFIA: Oscar Duran


Más comentarios aquí

1 comentario:

C.E dijo...

¿Para cuándo su criticona de la nueva de Cronenberg?

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras