ATRAPADA SIN SALIDA

Julia sostiena a su hijo en brazosEl potencial de cualquier obra se mide a través de la forma y del contenido. Para que a esta dualidad se la pueda catalogar de original, estos ingredientes deben ser cocinados a la par. Si entendemos que el contenido es lo que se hace, o lo que se presenta dentro de una forma, podemos argumentar que a Leonera, el nuevo filme de Pablo Trapero, cabe atribuirle un significado diferente a lo que el mismo contenido representa. Una condición que lo eleva sobre el resto.

Trapero es uno de los directores que, junto con Lucrecia Martel, Damián Szifrón, Agustina Carri, Daniel Burman y Martín Rejtman, constituyen la avanzada del “nuevo cine argentino”. Con su filme anterior, Nacido y criado (2006) Trapero ensayó un cambio de rumbo, apostó a una historia introspectiva, más del universo de Fabián Bielinsky que del su propia cosecha. El resultado, sin ser desalentador, ofrecía demasiados puntos de fuga. Con Leonera, vuelve a ejercer su rol de cirujano de una realidad menos luminosa.


Una de las virtudes de Trapero es que sus filmes pueden gustar o no, pero siempre llevan su sello personal. Así, la mitad de los personajes que aparecen en pantalla no son actores profesionales, la historia esta concebida desde una óptica bondadosa, que toma partido por los humildes y la tragedia, entendida en el sentido más helénico, es el eje de todos sus relatos.

El film, que gozó de una gran aceptación en el festival de Cannes, contó con un presupuesto de 1 millón de dólares, está ambientado en Olmos, una cárcel real del gran Buenos Aires. Es una coproducción de la productora Matanza Cine con VideoFilmes, la empresa de Walter Salles y Cineclick Asia, de la coreana Youngjoo Suh, productora del director Kim Ki-duk.

De qué va. Julia es acusada de un asesinato que no recuerda haber cometido. Como todas las evidencias la muestran como culpable es enviada a prisión. Por su estado de embarazo, es asignada a un pabellón de mujeres con hijos pequeños o a punto de dar familia.

Al hueso. Películas sobre mujeres subyugadas en un correccional hay a montones. entrar o salir del penal es todo un retoEn la mayoría de los casos, se trata de producciones que explotan el costado porno soft de la situación, antes que mostrar un retrato verosímil de los hechos. Pero la apuesta de Leonera se desliza unos metros más sobre terreno resbaladizo. Porque habla sobre algo que nadie se animó a decir o acaso, no se le ocurrió mostrar, como es la crianza de los hijos durante el arresto. Lo positivo del filme es que, en lugar de aprovechar este cuadro desolador para ofrecer un retrato de la violencia carcelaria, destaca la solidaridad de mujeres de distinto rango social en situaciones límites.

En definitiva. Una historia dolorosa, contada sin anestesia ni concesiones, que no carece de momentos afectivos ni de las típicas revueltas de los penales.
Score 7/10


TITULO: Leonera afiche del filme
ESTRENO: 29 de mayo
ORIGEN: Argentina - Corea - Brasil
AÑO: 2008
DURACION: 112 minutos
DIRECTOR: Pablo Trapero
REPARTO: Martina Gusman, Elli Medeiros, Laura García, Rodrigo Santoro Tomás Plotinsky
GUION: Pablo Trapero, Martín Mauregui, Alejandro Fadel, Santiago Trapero
MONTAJE: Pablo Trapero, Ezequiel Borovinsky
FOTOGRAFIA: Guillermo Nieto
SITIO OFICIAL



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras