Tiempos de histeria



Los antiguos decían que la paciencia es la constancia valerosa que se opone al mal y, a pesar de lo que sufra el hombre no se deja dominar por ella. Esto lo lee uno ahora y no tiene más alternativa que reírse. Pero en su momento era palabra sagrada. Todo era sacrificio. No como ahora (vagos de mierda) que es pura joda.

También leí por ahí que "la clave de la paciencia es hacer algo mientras esperas".

Desde ya anticipo que no adhiero a esa idea apostólica de "la paciencia es esperar sin quejarse". Soy una persona quejosa, todo me molesta y se lo hago saber al mundo.

Como me considero un poco cobarde, me simpatiza la máxima "Más vale ser paciente que valiente, más vale vencerse uno mismo que conquistar ciudades..."

Todo esto viene a cuento de que soy una persona muy impacientes (jeje) así que espero tener la templaza para no seguir destruyendo lo que está en pie.

y que,....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Donde mueren las palabras